Las 4 Verdades: Carta Abierta a Jose Vicente Rangel!

11 junio, 2013

ImagenJosé Vicente:

En realidad no sé por dónde empezar, ni por donde terminar. Es tan dilatada tu carrera política como Candidato, Diputado, Ministro, Canciller y como fiemo (estiércol, excremento) de la más alta calidad.

Quizá no haya un politiquero traidor en Venezuela que se haya manejado mejor que tú -bueno, exceptuando a tu compadre Teodoro, con el que siempre tuviste relaciones cordiales hasta que te pateó el culo y te echó del partido. Todavía nos acordamos de tus pancartas electorales allá por el ’73. Bueno, luego, en el ’78 y en el ’83.

Es tanto lo que has logrado en estas últimas décadas y cubre tantas aéreas: desde tu participación impuesta por tí y fallida en las contiendas electorales, hasta que en el 83 se te arrechó Teodoro y te sacó del M.A.S. por tener en tu haber actos innumerables de corrupción, tráfico de armas, extorsión, y crímenes de toda índole.

¿Te acuerdas de aquellos tiempos con tu otrora socio Luís Miquilena en el Instituto Municipal de Crédito de Caracas en los tiempos de Betancourt?. ¿Te acuerdas cuando te salió el tumor cerebral y te llevó tu mujer la chilena arribista y trepadora Ana Avalos, a casa de tu gran amigo Fidel Castro a operarte en Cuba y del tiro, como siempre has sido un pantaleteado, te estiró el cuero de la cara que ahora pareces chino?

No te preocupes que sé que todo te es indiferente las nuevas generaciones y este país de frágil memoria ni se acuerdan, ¡ni se acordarán mañana!. Pero retrocedamos un poco en la historia que bien sabes que este país no tiene memoria, eran los tiempos de la primera presidencia de Carlos Andrés. Estuvieron a punto de enjuiciar al Presidente cuando había una semblanza de división de poderes en el Congreso y milagrosamente fue tu voto el que lo salvó.

Se corría el rumor de que la DISIP de esos tiempos estaba en posesión de fotos comprometedoras de tu mujer, Ana “La Donna” si pues es así que le gusta que la llamen-, en u “taller” de la alta Florida donde hubo ballets rosados, drogas a granel y prácticas sexuales tipo “Calígula” con “La Donna” en papel estelar “micrófonos” en mano? O sino cuando está rogando al gobierno a comprar sus esculturas erráticas con formas de falo, a precios exorbitantes, o cuando está cobrando comisiones por la venta de armas.

Te acuerdas del FAVORZOTE que le pediste a CAP cuando la otrora digna Guardia Nacional agarró a tu “Donna” con el sátrapa y pillo de Guillermo García Ponce, en Guarenas con un lote de armas Ucranianas para la guerrilla colombiana y llamaste lloriqueando como siempre a CAP para que no se llevaran a tu mujer a la cárcel de mujeres, como le correspondía? O tampoco te acuerdas de los depraves de tu hija Gisela que tiene más huellas de manos de hombre en su cuero que la ONIDEX y cuando los sicarios mataron a su penúltimo hombre- José Alberto Totesaut Salicetti, por traidor a la mafia y le volaron los cesos tu querías que el desgobierno del viejo esclerótico, arrogante, patán, soberbio y decrépito de Caldera dijera que a tu “yerno” lo había matado el hampa común? Como no lo lograste y se supo la “fichita” que es tu puta hija, sí la mismita que tú le ofrecías al sátrapa de Miraflores para que te la preñara y enquistarte con la jauría, pues utilizas a quien sea en tu diabólica ambición de poder y venganza.

El sátrapa se la “echó” un pocotón de veces pero no salió preñada y se aburrió de ella. Juraste vengarte y te aliaste a este demonio de quinta categoría a quién sedujiste cual Rasputín a la Zarina Alejandra y lo pudiste manejar a tu antojo. Te dió la Cancillería, luego el Ministerio de la Defensa de donde salíste como corcho de limonada, por cierto y luego, cuando le volviste a lamer el culo, cómo y dónde le gusta a ese bestia, te nombró vice-presidente. Pero La bestia olió tu aliento tan fétido como el de él y te agarró tirría, sabiendo como cerdo, que tú eres más falso que billetico de 7!!!.

Sin embargo, todos sabemos que tu perfidia no conoce límites. Juraste vengarte -con esa frialdad y cálculo invertebrado- que siempre, siempre te ha caracterizado, sabes que te conozco, ¡RATA! Y bien que el destino colaboró contigo: fuiste el voto decisivo en el enjuiciamiento a Carlos Andrés en su segundo periodo. ¿Por cuánto es que fué? Yo sí sé, pediste la bicoca de tan solo $20.000.000,00 de dólares? Y “Papi-Papi -léase tu hijo maricón- corrió a Maiquetía y raudo se llevó el chequecito de gerencia a Zúrich, en primera clase en vuelo de Swissair! ¿Qué tiempos aquellos, verdad?

Aquella “comisiónsita” fue una bagatela comparada con el sistemático enriquecimiento súbito de ahora. Nada, ni nadie se interpone en tu camino. Si no pregúntaselo a Danilo Anderson ó a la William Rara – ambos en el infierno, junto a Caldera, Tascón, Lina Ron y Carlos Escarrá- Anderson y “Rara” porque cometieron el mismito error: pedir más real y poder o soltaban la lengua de todos los fraudes electorales y de la “verdad” del 11 de Abril.

¿Por qué debemos asombrarnos cuando dices que el “HEROE” Carlos Brito -Q.E.P.D.- decidió morirse en un momento muy oportuno para los intereses de la robolución, qué hijo de puta cínico eres!!!

Podríamos escribir numerosos volúmenes sobre toda la estela de ignominiosos actos que has dejado cual legado de oscuridad y oprobio.

¿Te acuerdas cuando astutamente engañaste a toda Venezuela con aquel programa dominguero por Televen dándotelas de “periodista” (??) si eres un cobero incurable! Coño de tu Madre, tú nunca te graduaste de nada!!! ¿O lo vas a negar? Eras un simple “columnista” de El Universal, el mismo que te pagaba por tus artículos generosas sumas quince y último y a quien ahora atacas desde tu cloaca, y engañaste a medio mundo con tu sagacidad satánica hasta que te operaron del tumor y se te revolvió la mierda que siempre tuviste entre las dos orejas, cabrón de cabrónes!

¿Te acuerdas cuando “Cicerón” -el mismísimo hijo de puta de Chávez- te indicaba todos los actos de corrupción de la cuarta?

El venezolano promedio se levantaba los domingos con dos cosas en mente: ver tu programa y leer tu columna que publicabas en El Universal. Ah!! Qué tiempos aquellos ¿verdad?

Venezuela era todavía la República a secas! Tan diferente ahora! Cuántas viviendas tienes en EE.UU., Chile, República Dominicana, Barbados, Suiza, etc… Ni hablar de tu castillo en Caracas, coño con muralla impenetrable en la Alta Florida, circuitos cerrados de TV hasta el la casa del perro, cercado eléctrico, guardias nacionales apostados en garita -serán “amigos” de “La Donna”? Digo, porque no se despegan de tu casa!!! Estás cerquíta de los campos de Golf ¿Te acuerdas de la soberana arrechera que agarraste cuando no te dejaban entrar al club como miembro? Yo, Sí!

El tiempo avanzo y tú con tu característica frialdad y cinismo proclamabas “Todo está excesivamente normal” durante la huelga general de Diciembre 2002 Febrero 2003. Para ti: muertes, armas, sangre, narcoguerrilla, destrucción, saqueo, injuria, calumnia, encubrimiento, cinismo son ‘excesivamente normal.”

Una vez más no nos has defraudado y dices lamiéndole el culo con tu naríz marrón: “Chávez no es un autócrata ni un dictador represivo, es un demócrata a diferencia de los mandatarios “títeres” del Imperio de la Cuarta República.” (???) Hay que tener la sangre podrída como solo tú, cabrón de cabrónes!

Y ahora estás dispuesto a dar el todo como encargado del negocio -nombramiento oportuno para tu desmedida ambición; pero algo extemporáneo, pues te devuelve al tapete del protagonismo que tu ego siempre ha anhelado y estarás en el ojo del huracán cuando el sátrapa dé su último suspiro de odio y sea guiado al más profundo de los círculos dantescos del infierno.

Y tan solo pensar que fueron los políticos de la IV quienes sí supieron frenar tus desmedidas y frías ambiciones de poder, de dinero, y de venganza contra el mundo entero.

Por cierto, mientras te ríes y acaricias tu gélido bigote. (y hablando de zamuros: esas lindas criaturas comparadas a tu ausencia de alma…) hay alguien que te esta “zamureando” y a la cual no podrás comprar, ni engañar, ni burlar, ni jactarte de ser más astuto: ¡La muerte! ¡Tu muerte, malnacido y despreciable ser que dejaste morir a tu madre en un hogar de ancianos en Barquisimeto de insolvente pues la abandonaste, porque se puso de lado de tus hermanos que reclamaban la jugosa herencia que llena de mierda y sangre te dejó tu corrupto padre quien fue testaferro de Gómez y murió multimillonario! Guerrillero tú? No joda!

Primero es guerrillero el pato Donald, bueno tu como que también “nadas” en ésos charcos, de tí no me extrañaría que dieras hasta las nalgas por poder y real! Púdrete Rata inmunda!.

Debes tener un friíto en el estómago pues el cáncer no perdona y menos a cerebros tan podrídos como el tuyo.

Recibe un fuerte abrazo de satán quien ya te prepara tu “suite” cabrón de cabrónes!

Sabes muy bien quién soy!

WKL.!

Anuncios

Prevalece LA VERDAD de la gran farsa más monumental que se haya hecho para engañar al mundo y al pueblo de Venezuela.

19 marzo, 2013

 

AGENTE TENIENTE EMILI JHONSON CLOVER (Nombre supuesto) EN WASHINGTON

 OFICIAL DE EL SERVICIO SECRETO  DE LA CASA BLANCA

 Interceptado el Día 10/03/2013 – 11.57hrs Ref. 098-0089-675-3-13

Prevalece  LA VERDAD  de la gran farsa más monumental que se haya hecho para engañar al mundo y al pueblo de Venezuela.

 Resumen de la parte 1.-

El cuerpo del Presidente de Venezuela   fallecido en Cuba el 29 de diciembre de 2012 a las 4 y 45 pm hora estándar del este, y posteriormente embalsamado el  3 de enero 2013  a un costo de 880 mil dólares por los embalsamadores italianos  los Shcorfino  fue trasladado en secreto desde Cuba a la capilla ardiente de la AM  directo  vía aeropuerto de la Carlota el día 5 a las 4m, en vuelo de avión de las FAB y en el otro venia su familia y no como se anunció que fue al hospital militar el 18 de febrero,  según fuentes de la inteligencia estadounidense y francesa proveniente de sus estaciones de Jamaica y Granadinas

El coche con el falso féretro de Chávez recorrió las calles de Caracas rumbo a la Academia Militar durante más de siete horas, durante el largo cortejo fúnebre del miércoles, los venezolanos que llenaron las calles de Caracas lloraron ante un féretro en el que no iba el cuerpo del embalsamado  Hugo Chávez.

Es la versión de varios altos oficiales activos militares  del Ejército conocedores del dispositivo de traslado, que aseguran que el cadáver del presidente venezolano fue transportado de Cuba a Fuerte Tiuna,  en el complejo de Defensa donde se encuentra la Academia Militar. El «cambiazo» se produjo en el sótano de esa institución, cuando llegó allí el falso féretro al término de la procesión. Fue el único momento en que las cámaras de televisión lo perdieron de vista.

La versión de esos  altos  oficiales militares, comunicada  por ellos mismos al diario  ABC de Madrid  a petición de mantener su anonimato, confirma además la información ya avanzada por este  diario de que Chávez murió en Cuba y no en Caracas, como insiste el Gobierno venezolano.

El engaño de la procesión supone un nuevo montaje del Gobierno, sumándose a la larga lista de mentiras con que el chavismo ha llenado los últimos meses de vida de su líder. En  realidad, el objetivo no era tanto burlar al pueblo, como su utilización política. «Querían mostrar un baño de multitudes con un claro interés político, todo trazado desde La Habana  permitiendo que la gente pudiera hasta tocar el féretro, el falso, sin poner en riesgo la integridad física del verdadero; no iban permitir que este, por lo que fuera, se cayera, cuando además parte de su estructura interna es de vidrio», indica una de las personas al tanto de las circunstancias del traslado.

De hecho, según destacan  igualmente  fuentes del MOSSAD, servicio secreto israelita, tras producirse el cambio en el sótano de la Academia Militar, la seguridad alrededor del ataúd pasó a ser estricta, sin que se permitiera acercarse a nadie de la manera en que había ocurrido durante la marcha. A partir de ahí todo pasó a ser solemne, sin el desorden populista visto en el recorrido por la ciudad.

Estaba también  la necesidad  de la conservación del cadáver. Someterlo a siete horas al calor de Caracas, a 29-30 grados celcius cuando tenía que ser expuesto al público durante varios días antes de su sepultura, no era lo más aconsejable.

Urna de vidrio -tipo Blancaniesves- rusa, llegó a La Habana con dos embalsamadores rusos en diciembre… ya ni hacen falta de lo enanos, pues están comprando Globovisión,

Al Hospitalito

Después de que Chávez  embalsamado hacia 72 días en  La Habana, como ya develó ABC de Madrid, el cadáver del presidente fue llevado por la noche  del 5 de marzo al aeropuerto venezolano de La  Carlota, la Base Aérea Generalísimo Francisco de Miranda, según aseguran los militares informantes. La Carlota está en el interior de al este de la capital Caracas, más cerca de Fuerte Tiuna que el aeropuerto internacional de Maiquetía. De allí fue conducido al Hospitalito Vicente Salías, el centro médico de ese complejo castrense, en el que se encuentra el Ministerio de Defensa. Su nombre se debe al menor tamaño comparado con el Hospital Militar, situado a unos 7 kilómetros, en otro lado de la ciudad. A unos doscientos metros del Hospitalito está la Academia Militar.

En el Hospitalito, que posee una morgue, se abrió el féretro, se revisó el estado en que había llegado el cuerpo tras el vuelo y se concluyó la labor de vestirlo con el uniforme verde con boina roja  militar luego de un fuerte incidente entre Maduro y la familia. En algún momento del miércoles el ataúd fue transportado al sótano de la Academia Militar.

Un féretro similar, vacío o con algún peso en su interior con un maniquí facsímil con careta, fue llevado al Hospital Militar, de donde el miércoles por la mañana partió la procesión popular. Cuando ésta llegó a la Academia, durante un rato las televisivas perdieron  de vista el ataúd.

La excusa fue que había que  adecentar el féretro, como quitarle las flores y otras cosas que el pueblo había arrojado o reposicionar la bandera que lo cubría. El que surgió de nuevo ante las cámaras, no ya sobre la plataforma de un coche fúnebre, sino a hombros de militares y otras autoridades, era el  ataúd verdadero, que luego se abriría en la capilla ardiente.

En el ínterin, en privado, un reducido grupo de personas especialmente allegadas –la familia y probablemente los presidentes de Argentina, Bolivia y Uruguay, presentes también luego en la ceremonia pública celebrada en esa Academia Militar- tuvieron un acto íntimo.

Aunque la televisión venezolana no mostró ningún plano cercano del féretro cuando este fue abierto para el adiós público, diversas personas que acudieron a despedirse de los restos del presidente indicaron que lo habían visto ligeramente hinchado y sin pelo, nada que ver con las falsas fotografías difundidas por el Gobierno hace tres semanas..

Es importante que el pueblo de ese país, Venezuela, sepa que el 17 de octubre  de 2012 una vez que el presidente Chávez  fue  informado  en la Habana luego de someter a exámenes rigurosos, que le restaban unos cercanos 60 días de vida, trasportó 13 toneladas de oro de las reservas del Banco Central de ese país, Venezuela, que fueron transportados en un avión ruso que partió del  aeropuerto de la Carlota a las 6am del día 20 de octubre hasta el aeropuerto de Rancho Boyero en Cuba. Y además sacaron de las reservas del Internacionales 20.000 millones de dólares americanos que fueron depositados en el Banco Central de Cuba. De allí que las reservas de ese país, Venezuela, apenas disponen de 1.200  millones y por ello la restricción  de divisas para importar necesidades básicas de alimentos, medicinas, autopartes, reactivos para laboratorios y equipos médicos que genera una grave situación alimentaria  causa del desabastecimiento severo que sufre ese país en estos alimentos que amenaza con implosionar una situación de vastas proporciones en los próximos tres meses.

 

La gorra de Maduro Presidente

12 marzo, 2013

La gorra de Maduro Presidente, ya entregada a sus militantes, y que aparecerá a partir de mañana Lunes en el acto de inscripción del Candidato Oficialista.

Esa fotografía nos obliga a plantearnos varias interrogantes:

La gorra aparece al día siguiente de su juramentación como Presidente Encargado, a 4 días del fallecimiento del Presidente Hugo Chávez y faltando dos días para su inscripción como Candidato en el CNE. ¿Es que acaso Usted sabía del inevitable fallecimiento del Presidente y lo oculto a sus seguidores y a la opinión pública nacional?

Sr. Nicolás en cuatro días no se pueden fabricar gorras con las símbolos de una campaña electoral, que nadie sabía con certeza que se produciría en lo inmediato, la información que tenemos es que a varios fabricantes el pedido es de 500,000 gorras al menos, su tiempo de fabricación para un primer lote es de tres a cuatro semanas.

Sr. Nicolás, ¿Desde cuándo usted sabía que el Presidente Hugo Chávez fallecería?

Sr. Nicolás, ¿por favor explíquenos porque en el Hospital Militar nadie vio al Presidente Hugo Chávez en dos semanas de convalecencia? Varios Empleados, militares, camareras, enfermeras y médicos afirmaban, siempre en voz baja que el presidente no estaba allí.

Sr. Nicolás, ¿explíquele al país de nuevo como fue exactamente ese Consejo de Ministro de 5 horas que usted tuvo con el Presidente días antes de su muerte?

Sr. Nicolás, ¿explique por favor como lograba el Presidente convaleciente en etapa terminal firmar de su puño y letra los decretos que usted y otros Ministros mostraban por TV?

Sr. Nicolás, ¿El Presidente estuvo de acuerdo con la devaluación del 46,5% de la moneda? ¿Cómo expreso su consentimiento, por escrito, con un seña con la cabeza ó en algún lenguaje que desarrollo para poder comunicarse?, porque usted mismo afirmo que Hugo Chávez había perdido la capacidad de hablar?

Sr. Nicolás, ¿Con que dinero pagó esas gorras? Con su sueldo como Vicepresidente y el de la Dra, Cilia Flores (Procuradora de la República), o será que ya empezó Usted a desviar fondos públicos de la Partidas Presupuestaria de la Vicepresidencia, ¿Será que algún alma caritativa de la Boliburguesía se las regalo?

Sr. Nicolás Maduro, muchísimas dudas nos asaltan sobre su actuación en los últimos 90 días, sobre el ocultamiento absurdo del verdadero estado de salud del Presidente fallecido Hugo Chávez… Pero no se preocupe que seguros estamos que la verdad aflorará tarde o temprano y el país conocerá en detalle cómo ocurrieron los eventos con el terrible desenlace “No Esperado” del fallecimiento del Presidente Hugo Chávez…

Gracias a Dios que quedan muchos venezolanos patriotas, que no están de acuerdo con la manera en que Usted y su Gobierno se han comportado y pasan información, para que poco a poco todos vayamos atando cabos y descubriendo la verdad que ustedes se empeñan en ocultar.

¡Hasta cuándo!

11 febrero, 2013

Imagen

Pablo Aure: ¡Hasta cuándo!

Imposible predecir cómo reaccionará el chavista de a pie al enterarse de la noticia que le han escondido los rufianes usurpadores que quieren mantener a Hugo Chávez vivo como sea, mientras remontan una cuesta de popularidad inalcanzable.

Que les quede clarito a aquellos que me califican de desalmado cuando me refiero de esta manera a su comandante-presidente: nunca le he deseado mal a nadie, mucho menos la muerte; al contrario, me contenta cuando la gente se destaca y obtiene sus metas. De igual manera, debo decir que tampoco nunca he apuntado con un arma, o disparado, contra persona alguna ni siquiera en legítima defensa. Por esa razón no me calo esos falsos sentimientos de humanidad que dicen tener los que vilmente sí han masacrado a seres humanos.

Esos que hoy me maldicen por pensar lo que ellos han ocultado: o sea, la salud del presidente, e intuyo que Chávez ya no volverá. Los que hoy se molestan por lo que pienso y escribo son los mismos que el 4-F y el 27-N de 1992 mataron a cientos de venezolanos con intenciones de asaltar el poder.

No pretendo irrespetar la memoria de Chávez, tampoco la de su familia. Eso es sagrado. Pero no puedo guardar silencio y no denunciar que lo que el presidente Hugo Chávez hizo es detestable desde todo punto de vista: él despertó y alimentó hasta sus últimos días el monstruo del odio y del resentimiento que hoy anida en millones de venezolanos. Eso es imperdonable. Ese sentimiento será difícil de erradicar. Pasarán varias generaciones y seguirá allí como un volcán que en cualquier momento puede explotar.

¿Irrecuperable y sin voz?

Hoy, los capitostes del chavismo no saben cómo responderle al ABC de España, que publicó que Chávez no se recuperará y que ha perdido la voz. Emisarios del régimen calificaron de basura la información, pero no se atreven a nombrar una junta médica que le informe al país el verdadero estado en que se encuentra quien ocupó la presidencia de Venezuela desde el año 1999 hasta 2012. Esa sería la mejor manera de poner al ABC en su lugar. ¿Por qué no lo hacen?

Existe un grupo de estafadores internos en el PSUV que han mentido al país descaradamente con propósitos personales. Paradójicamente le hicieron un daño grave al Presidente. El olvido.

Dosificando la noticia

Por cierto, algo raro ocurrió con esa noticia del ABC. Mucha casualidad que salga publicada el mismo día de anunciarse la devaluación. Pudiéramos sospechar que el G-2 cubano filtra con cuentagotas lo que ellos quieren que se diga: no está muerto pero no puede hablar (¿?); probablemente la estrategia es ir dosificando el anuncio de la defunción.

La población chavista -y la que no lo es también- entre las vacaciones de Carnaval y ese anuncio del ABC, se distraerá del verdadero golpe perpetrado este otro viernes negro. En efecto, devaluaron nuevamente nuestro bolívar, que de fuerte no le queda ni la palabra, pero además eliminaron el Sistema Integrado de Transacciones en Moneda Extranjera (Sitme) que era un mecanismo alternativo para la obtención de divisas. “La medida afectará sobre todo a las importaciones de bienes considerados no esenciales, como artículos electrónicos, electrodomésticos, parte de los productos vinculados con telecomunicaciones, artes gráficas, informática y algunos servicios…” (Nicolle Yapur, El Nacional).

A pesar de que los artistas del gobierno, expertos en maquillaje, dicen que esas medidas se tomaron para proteger al pueblo, ya seguiremos viendo al pueblo hacer recorridos por todos los mercados buscando los productos de primera necesidad y si es que los encuentra, el dinero no les alcanzará para comprar todo lo que necesitan, con lo poco que ganan poco podrán comprar. La inflación se disparará y la escasez también. Coctel explosivo.

¿Golpe de Estado?

Ayer, en su programa dominical, José Vicente Rangel dijo lo siguiente: “sectores de la derecha venezolana promueven un plan que auspicia un golpe de Estado como el de 2002 contra el gobierno del presidente Hugo Chávez…” Creo que a los menos que les conviene y desde luego imposible de auspiciar un golpe de Estado es a los sectores que adversan las políticas que implementó en Venezuela Hugo Chávez y, ahora, sus herederos, que actúan como ventrílocuos de Raúl Castro. Este es un régimen que está en sus estertores, por eso, desde el sector democrático no puede haber equivocaciones en las chiquititas.

No tengo dudas de que, conociendo la crueldad de quienes hoy detentan el poder, ellos son los primeros interesados en que grupos de militares se subleven. Los usurpadores necesitan acciones armadas que los legitimen; por eso, en lo particular, no descarto que estén tramando un “autogolpe” para lograrlo.

¿Y la salud de Venezuela?

Por estar pendiente de un mortal hemos olvidado nuestra nación. Venezuela no es Chávez; Venezuela es un gran país que no han sabido gobernar.

Venezuela sí tiene remedio. No es una enferma en estado terminal. Su recuperación dependerá de todos nosotros. El antídoto hace muchos años se descubrió. Médicos tratantes los conseguimos en todas partes, pero hay que tener disposición y perseverancia para sanarla. El remedio está en la educación. Ya basta de utilizar la ignorancia de los pueblos con fines demoníacos. Al venezolano hay que educarlo; darle las herramientas necesarias para el progreso. No podemos seguir alimentando la parte mala que todos tenemos.

Es urgente hacer florecer lo bueno. Que todos sin exclusión puedan trabajar, estudiar, tener su familia, tener su carro, su casa, sin depender de quién sea su gobernante. Sueño con un país como este, pero dirigido por personas totalmente distintas a las que hoy lo hacen que, repito, se mantienen a fuerza de odio y resentimiento.

Coraje pemón

Esa Venezuela la podemos lograr cuando tengamos el mismo coraje de los pemones que actúan con el sentido común de proteger su futuro.

Los pemones, sin proponérselo, determinaron que no solamente ha habido una devaluación económica, sino que le mostraron al país la devaluación institucional por la que atraviesa la Fuerza Armada venezolana. Con arcos y flechas sometieron a los soldados. Y todavía hay quienes siguen retando a los marines del imperio. ¡Por Dios!

@pabloaure

El Gueto

22 noviembre, 2012

Varsovia fue la ciudad escogida por la Alemania Nazi para establecer el gueto judío más grande de Europa durante el Holocausto. En Octubre de 1940, el Gobernador General alemán para Polonia, Hans Frank estableció la zona de aislamiento. Los nazis cerraron el acceso del gueto al mundo exterior cercándolo con alambres de púas y  un muro de 3 metros de altura y 18 kilómetros de largo.

A pesar de las condiciones inhumanas impuestas por los verdugos nacionalsocialistas,  los judíos polacos se las arreglaron para establecer un sistema de vida que los ayudara a sobrellevar la terrible realidad. Contaban con cantinas para repartían alimentos de forma gratuita; escuelas primarias, hospitales y orfelinatos. La vida cultural incluía prensa escrita, actividades religiosas, conciertos de música clásica, obras de teatro y exposiciones de arte.

En este tenebroso lugar, se desarrolló el famoso levantamiento del Gueto de Varsovia, una de las primeras revueltas masivas contra la ocupación nazi en Europa. En los tres años de su existencia, el hambre, las enfermedades y las deportaciones a campos de concentración y de exterminio redujeron su población de un total estimado en 400.000 a 50.000 habitantes.
Guardando la distancia con la tragedia judío-polaca,  pienso que la otrora alegre, optimista y pujante clase media venezolana se ha visto obligada a vivir marginada en guetos citadinos. Este grupo trascendental en la vida ciudadana sobrevive aislado entre alambres de púas, rejas  y paredes, algunas veces imaginarias, otras muy reales, en sectores que evita abandonar a toda costa. La inseguridad producto de la ineficiencia policial y la perversa política de estado chavista, que genera intencionalmente  miedo como instrumento de control, los ha obligado a subsistir en un auto encierro permanente.

Los ladrones, secuestradores y asesinos, muchas veces policías activos, hacen el trabajo de los nazis desalmados en Varsovia. Mantienen a raya a los habitantes del gueto citadino amenazando constantemente su integridad personal. Apoyados, directa o indirectamente, por la premeditada pero velada desidia gubernamental, cumplen con la  función de aterrorizar a la población todavía inocente de las siniestras intenciones del establishment chavista.

Se pasa del reclusorio de la casa o apartamento, protegido por puertas y rejas especiales, al del trabajo, colegio o universidad. Manejamos calabozos rodantes con vidrios ahumados muy oscuros, y blindaje, aquellos que pueden.  Hay que hacerlo con ojos en la espalda por el terror de que algún motorizado  toque la ventana renegrida con una pistolota calibre 45 y exija reloj: celular, cadena y cartera, y rezar para que tenga el detalle humanitario de no pegarte un tiro en la cabeza.

Pocas veces al mes, se visitan los  CCC (centros de confinamiento comerciales) lugares de compra y esparcimiento resguardados como prisiones por batallones de guardias. Las idas al cine se han convertido en una experiencia angustiante pues nunca se descarta el atraco múltiple ejecutado por un grupo comando. Entrar a la urbanizaciones y conjuntos residenciales se asemeja mucho al paso del muro de Berlín en tiempos de la  Alemania dividida: garitas, casetas, reflectores, rifles, escopetas, guardias, etc. Los privilegiados que poseen la acción de un club se aíslan en él a tratar de olvidar la realidad exterior diluidos en los traguitos de rigor. Caminar por calles  y bulevares pasó a ser una anécdota familiar más de las contadas por los padres, y que los hijos escuchan con escepticismo y asombro.

El sol, el tráfico insoportable y el gentío hacinado en las caóticas ciudades venezolanas curiosamente oculta el aislamiento mientras dura la claridad del día. La soledad y la opacidad nocturna descubren en toda su magnitud la angustia y el temor en los guetos.

Las salidas noctámbulas a restaurantes se hacen dentro del gueto, tempranito y en lugares protegidos. Aún así, nunca falta un acomodador de carros que pase información para que un grupo de secuestradores, probablemente liderado por un policía, cumpla con su faena diaria de “matar un tigrito, levantarse unos palos extra para los regalitos  de la familia”. La libación y el baile en antros trasnochadores se le dejan a los jóvenes, y a los mayorcitos amantes de los deportes extremos.

El visiteo después del crepúsculo es ahora una actividad con un altísimo contenido logístico: ¿La zona de tu gueto tiene vigilancia? ¿Cuántos calabozos rodantes caben en el estacionamiento de tu edificio? Llámame cuando salgas; dame un ring cuando llegues; no te bajes si ves algo raro, dale una vuelta a la manzana antes de meter el carro por si te están siguiendo; ¡ni de vaina se te ocurra despedirte en la calle¡ Los adioses tradicionales llenos de besos y apapuches pasaron a ser propiedad exclusiva de los imprudentes pendejos.
Cae la noche, los habitantes del gueto se recogen temprano. La oscura soledad inunda las calles  que en un pasado reciente rebosaban alegría y vitalidad. El silencio y la calma impregnados de miedo  se posesionan de la ciudad. La clausura muda es sólo interrumpida por alguna pareja entrada en años que regresa a casa asustada y con retardo, o por muchachos alegres que juegan a ser felices en su inconciencia juvenil.

En  el hogar, los padres se asoman sigilosamente por la ventana y con el corazón temblando de angustia, ven partir a sus hijos inocentes a disfrutar otra riesgosa juerga nocturna. Él coloca el teléfono celular sobre la mesa de noche y finge dormir. Ella, como en tantas noches, eleva una plegaria nocturna  a la virgencita para que el manto divino proteja a sus retoños adorados. Dos lágrimas ruedan sobre sus mejillas: llora porque su ciudad querida, la aldea de sus afectos, se ha convertido en un inmenso gueto peligroso y sombrío.

Carlos Vivas

Rumbo al comunismo

30 octubre, 2012

Yohana Marra / ymarra@diariolavoz.net / Twitter: @yohanamarra

La abogada tributarita y experta en Descentralización Fiscal, Adriana Vigilanza, asegura que la Ley de Comunas, analizada junto a la Ley de Consejos Comunales y la Ley Federal de Gobierno, revelan que el chavismo pretende conducir a Venezuela a vivir en un sistema comunista. “El trabajo será voluntario y no remunerado”, sostiene la experta

Los ciudadanos vamos a estar cien por ciento dedicados a la entidad pública sin sueldo, porque ellos dicen que el trabajo comunitario es voluntario. Por eso es que la Ley de Comunas nos llevará al comunismo, porque al final vas a trabajar por tú bienestar y para el del Estado, sin asignación de sueldo, pero te compensarán con la libreta de racionamiento para que vayas a buscar tus alimentos al Mercal, o lo que según el Gobierno sea el ‘consumo necesario’ o lo que uno merezca”.

Así lo aseguró la abogada tributarita Adriana Vigilanza, al analizar el contenido de la Ley de Consejos Comunales y el de la Ley de Comunas, siendo esta última la que Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), pretende sancionar en la Asamblea Nacional -si gana la mayoría absoluta en las venideras elecciones del 26 de septiembre-, en el próximo período constitucional, según lo han dejado saber dirigentes de esa tolda oficialista.

“Para el análisis de la Ley de Comunas, es necesario conocer la Ley de Consejos Comunales”, asegura Vigilanza, quien explica que ambas están profundamente relacionadas dado que las comunas se forman por tantos Consejos Comunales como quieran unirse.

El artículo 13 de la Ley de Consejos Comunales, reza que “El ejercicio de las funciones de los voceros y voceras del consejo comunal tendrá carácter voluntario y se desarrollará con espíritu unitario y compromiso con los intereses de la comunidad y de la Patria”.

Analiza la experta que “el artículo no dice ‘no remunerado’ pero cuando se refiere a que es de ‘carácter voluntario’ y ‘con espíritu unitario y compromisos con la comunidad’, se traduce así”.

El voto perderá valor. Otra de las razones que expone la abogada Vigilanza para explicar los “peligros que presentan para el país”, las leyes que pretende implementar el chavismo, es que se estaría atentando contra el derecho al voto universal, directo y secreto de los ciudadanos.

Para profundizar esta hipótesis, Vigilanza recordó el artículo 136 de la Propuesta de Reforma Constitucional hecha por el presidente, que fue derrotada electoralmente en el año 2007, el cual rezaba: “(…) el pueblo es el depositario de la soberanía y la ejerce directamente a través del Poder Popular. Este no nace del sufragio ni de elección alguna (…). El poder popular se expresa constituyendo las comunidades, las comunas y el autogobierno de las ciudades, a través de los consejos comunales (…) y otros entes que señale la ley”.

Para Vigilanza, “esto es una copia mala del artículo tres de la Constitución cubana, según el cual la soberanía reside en el pueblo, pero se ejerce por medio de las Asambleas del Poder Popular”, explicó la abogada.

Así mismo, citó un fragmento del artículo tres de la carta magna de la isla antillana, en el que se dice que “en la República de Cuba la soberanía reside en el pueblo, del cual emana todo el poder del Estado. Ese poder es ejercido directamente o por medio de las Asambleas del Poder Popular (…)".

Y es en este punto en el que la experta hace la conexión entre los distintos instrumentos legales: “Llama la atención que la expresión Poder Popular es utilizada 81 veces en la Constitución cubana y ninguna en la venezolana, pero sí se establece esa instancia en la Ley de Comunas y en la Ley de Consejos Comunales (…) que no nace del sufragio de todos, sino de unas Asambleas del Poder Popular, donde momentáneamente se votará por proyectos y leyes en las que únicamente podrán participar las personas que estén inscritas en el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Para Vigilanza, esa estructura es idéntica a la que existe en Cuba, donde votan sólo los que están inscritos en el Partido Comunista, el único que permite la constitución de ese país.

Fidel: “socialismo es comunismo”

El ex presidente cubano, Fidel Castro, en declaraciones a los periodistas venezolanos Vanessa Davies, Walter Martínez y Andrés Izarra, dijo recientemente que a su juicio “el socialismo es comunismo, tal como lo definió el propio Marx, como comunista”.

En esta afirmación del líder cubano se basa la abogada Adriana Vigilanza para citar un fragmento del artículo cinco, del proyecto de Ley de Comunas y “convencerse aún más” de que este proyecto “está llevando al país a vivir en comunismo”. “Artículo 5: La Comuna es una entidad local socialista, constituida por iniciativa soberana del pueblo organizado, donde y a partir de la cual se edifica la sociedad socialista…”

Para Vigilanza, “estamos viendo claramente que las finalidades de la comuna es construir una sociedad socialista y que si no eres socialista no puedes elegir. También nos damos cuenta que este artículo nos dice que Venezuela ya no podría ser una sociedad demócrata cristiana o social demócrata, sino socialista y basándome en las declaraciones de Fidel me doy cuenta que vamos camino al comunismo”.

Del mismo modo, la experta alega que la “patria socialista”, no está dentro del marco de la Constitución Nacional “y por lo tanto es otra razón para catalogar este proyecto de ley como inconstitucional y comunista”.

Chávez, abanderado de la injusticia, por Gustavo Coronel

22 octubre, 2012

Exijo lealtad absoluta a mi liderazgo. Yo no soy un individuo, soy un pueblo… Unidad, discusión libre y abierta, pero lealtad… Todo lo demás es traición.” (Chávez, enero de 2010).

Es el abanderado de la injusticia. Apresa a los inocentes como la jueza Afiuni y deja libres a los malandros como Motta Vargas. Multa a los petroleros honestos y premia a los petroleros hampones. Fomenta el caos en la CVG mientras expropia empresas privadas productivas. Importa comida podrida en nombre de la soberanía alimentaria. Es pródigo con Barrio Adentro pero no construye hospitales.

Está empeñado en destruir la clase media para satisfacer su sed de venganza contra quienes han podido educarse. No hay ejemplo más trágico que la prostitución del Poder Judicial, sistema que él preside. Designó un Tribunal Supremo de Justicia constituído por focas tarifadas que le obedecen ciegamente, un coro de castrati que chilla; “Uh, ah, Chávez no se va”. Ordena a los jueces lo que deben hacer, como lo atestiguó bajo juramento Aponte Aponte: “Chávez me ordenó condenar a Simonovis y a los otros comisarios”. Nombra ministro de prisiones a quien se sienta en la cama abrazada con los pranes. Premia a los jueces y fiscales que hacen su trabajo sucio con embajadas en los más selectos países de Europa, como Italia y Holanda. Chávez ha izado muy en alto la bandera de la injusticia.

Mientras la jueza Afiuni está privada de libertad de manera injusta, por venganza de un Chávez herido en su orgullo, Motta Guevara, un asaltador de taxistas y atacante de mujeres anda libre por ser hijo de un general chavista. Lejos estamos de la Venezuela de Andrés Eloy Blanco, en la cual los padres eran los jueces de los hijos, los llevaban a la cárcel y, eso sí, los iban a visitar todos los días. Hoy, desde Motta Domínguez hasta Miguel Salazar agradecen esta impunidad. Los muchachos de la familia real andan armados, una pistola en la mano derecha y una botella de whisky en la izquierda, montados en los aviones de PDVSA rumbo a Disneyworld.

Estamos ante una Venezuela gangsteril, hecha posible por el celestinaje de unas fuerzas armadas que han entregado el honor de su divisa y que ya nunca más merecerán la confianza de la nación. Los venezolanos que no aprueban de esta Ciudad Gótica están hostigados por las bayonetas de los uniformados y las amenazas miliciana y pandillas de choque. Todavía hay comeflores quienes afirman que la fuerza armada respeta las instituciones. Eso será en otro país, no en una Venezuela que es ya un narco-estado.

La bandera que hoy ondea en Miraflores es negra con tibias cruzadas. La “revolución” y el pomposo socialismo del siglo XXI han resultado ser un disfraz para los piratas que venden el oro de las reservas internacionales y le entregan la Faja del Orinoco a los Chinos.

Ello le permite al enfermo de aquí seguirle enviando dinero al moribundo de allá.

Leocenis habla claro: Aunque les suene duro: Yo se los dije.

14 octubre, 2012

Caracas, 13 de octubre de 2012 – El periodista venezolano Leocenis García, nos presenta su destacada columna “Leocenis Habla Claro”, la cual también podrán leer en la edición 106 del Semanario 6to Poder.

A continuación el texto original.

No voy agregar ni una palabra más, ni una palabra menos. El “Leocenis habla claro” que aquí reproduzco lo escribí el 29 de julio de 2012, hace exactamente tres meses. Lo que ustedes van a leer es un periódico de ayer. Ahí se los dejo.

“El peor enemigo de la oposición es el triunfalismo. Leopoldo López no aprende de los errores de sus fanfarronadas triunfa­listas y persiste. Una vez le dije -cuando yo aspiraba a la Alcaldía de Caracas y él me dijo que estaba dispuesto a ayudarme- que él hacía un acuerdo en la esquina y lo desbarataba en la siguiente. Así como le di­je al día siguiente de haber dejado en la cuneta a Voluntad Popular, que estaba cometiendo un error garrafal, y que lo que había hecho con las manos lo desbarataba con los pies.

El acuerdo con el CNE fue un error porque han ido como corderos al matadero; el gobierno tiene lo que quería, que lo reconocieran a él y a su ministerio de elec­ciones por adelantado y sin condiciones. Pero ahora hay algunos en la oposición que quieren presentar sus errores como victorias.

Tienen el desparpajo de decir que gracias a ellos tenemos un camino electoral confiable, que gracias a la firma se obtuvo el compromiso de un proceso transparente. Falso.

El Comando Político o Comando Venezuela acordó no firmar ese acuerdo. Ahí estaban Ramón Guillermo -por cierto, ahora la Mesa no existe porque el Comando Venezuela le cortó las patas-, Ledezma y los jefes de los partidos.

Luego vino un llamado Comando Operativo que ordenó que se firmara el acuerdo, desconociendo una reunión anterior. Hen­rique Márquez (UNT) y Caldera (PJ) fueron los que firmaron. Pero la historia no queda ahí. Firmaron porque Márquez y Leopoldo López hablaron, el uno recomendando firmar y el otro hablando finalmente en nombre de Henrique Capriles (Leopoldo) quien afirmó que era una orden de Henrique firmar. De la conversa entre Márquez y López -doy fe- habrá que ver si Leopoldo decía la verdad cuando hablaba en nombre del candidato.

Las gestiones para lograr un acuerdo decente con el CNE no sirvieron para nada y lo único que podía servir lo hicieron mal. Si estos gafos pretenden suplantar a la Mesa y su poder, las posibilidades de tener éxito en el dificilísimo camino que se necesita recorrer para que las elecciones se celebren en paz y el mandato de Chávez sea revocado son magras.

A esta altura, pedir garantías al ministerio de elecciones con ese acuerdo “chucuto” es casi imposible. Lo inteligente es reconocer la imposibilidad y limitarse a lo que la necesidad y el pragmatismo hacen nece­sario. El Comando Venezuela no debe suplantar a la Mesa. Los asesores del can­didato no deben ni pueden constituir un ente que formule políticas y ocupe el es­pacio de los partidos.

La necesidad de coordinar estrategias es el límite del cual la función del Comando Operativo Venezuela no ha debido salirse ja­más. Pero se salió. Y ya no hay quien corrija esa peligrosa desviación. Un grupito secuestró eso para sí y usa y abusa de ella para sus ambiciones. Es urgente que Ramón Guillermo se meta en la campaña, porque hemos logrado todo gracias a la Mesa, y muchos de estos carajos que ahora firman en mi nombre y en el de muchos venezolanos hace tiempo que no los veíamos.

El Comando degeneró en una multitud de grupos, subgrupos y grupitos que procuran secuestrar para el servicio de sus intereses y ambiciones a la masa gigantesca de ciudadanos que responde con cándida obediencia al llamado que se le hace para marchar, pitar, cacerolear, manifestar y firmar. Ojo. Están agotando su paciencia. Están gastando su fe. Y el camino es largo. ¿Cómo es eso que ese comando envía una circular donde le piden a los dirigentes no hablar del tema militar y que respondan que sólo Henrique puede hablar de este tema? Por Dios, tienen mierda en la cabeza.

Los peores son los torpes monosabios de algunos medios que actúan con la prepotencia de aprendices de brujos con el poder de hacer y deshacer, de encender y apagar, de armar y desarmar. Si esto no se corrige ahora, corregirlo cuando se creen las crisis que han provocado en el pasado y van a provocar en el futuro será imposible. Y esto puede ser fatal.

Escribo a riesgo de ser incomprendido”.

Texo extraído del Semanario 6to Poder

Golpe de Estado a Capriles, por Marta Colomina

14 octubre, 2012

Caracas, 14 de octubre de 2012 – La periodista Marta Colomina nos presenta su destacada columna del Diario El Universal. A continuación el texto original publicado en el tabloide nacional.

El título pertenece a uno de los más veteranos y “dateados” periodistas del país que dispone de información sobre lo ocurrido el 7-O y la compartió con la cronista.

No hubo fraude en el sentido de que votos de Capriles fueron trasvasados a Chávez, o que las máquinas cambiaron las cifras. “Fraude” no sería la expresión adecuada para definir la monstruosa operación seguida por los poderes públicos el 7-O, sino, golpe de Estado. “Todo el aparato del Estado contra mí” dijo Capriles cuando reconoció su derrota. Después de su magnífica campaña, Capriles no compitió el domingo con un Chávez desgastado por su enfermedad y su mal gobierno, sino con el fuerte, adinerado e inescrupuloso Estado venezolano. No fue solo el ventajismo previo del CNE de añadir nuevos centros electorales cuestionables: los obstáculos inhumanos a los venezolanos en el exterior; o cohonestar las cadenas y mensajes de la Ley Resorte devenidos en publicidad electoral para Chávez. Tampoco que el viernes 5-O Chávez pagase el bono vacacional a empleados públicos y damnificados o que en solo 8 meses de este año se gastasen más de 15 mil millones en las misiones (200% más que en 2011). Se trata de la ”macolla” formada el 7-O entre todos los poderes del Estado (incluidos el CNE y la FAN) para impedir el triunfo de Capriles y poner en marcha un plan que permitiera obligar a votar por Chávez a electores remisos, bien por vía de la coacción o del soborno.

¿Qué pasó con los resultados en la noche de las elecciones venezolanas? Se preguntaba el ABC de Madrid, después de publicar el día anterior el exitpoll que, a las 5 pm, daba ganador a Capriles por 5 puntos. En el foro de los encuestadores (UN) para analizar el 7-O, el vocero del IVAD reconocía que“según las exitpolls, Chávez comenzó arriba fuerte, luego se emparejó la situación, y después de las 5 se abrió”. A las 5 pm no estaba “emparejada” la situación, sino que ganaba Capriles, de ahí la sonrisa de Briquet y la preocupación del chavismo. El Gobierno comienza la operación remolque en todo el país. Los coordinadores de Centro del CNE tenían las listas de votantes identificados: PSUV, beneficiarios de misiones, contratistas, funcionarios, becarios y otros. A las 5 pm los militares afectos al régimen daban por perdido el Gobierno. Los autobuses de Pdvsa en Plaza Venezuela listos para transportar electores, seguían vacíos. Hasta que, con la información de los coordinadores de los centros electorales, comenzó una febril captura liderada por los tentáculos del Estado. El PSUV y militares armados, provistos de vehículos del cuerpo, llegaron a los cerros y barriadas lista en mano, para llevarse a quienes no habían votado, con amenazas de que perderían sus prebendas El estímulo de Bs. dos mil por voto movió a muchos. Los milicianos multicedulados podían votar en varios centros con rapidez (la tinta indeleble no era tal). CNE mantuvo abiertos algunos centros sin votantes mientras llegaban los contingentes rojos acarreados en vehículos oficiales El sistema de medios públicos clamaba que se mantuvieran abiertos porque “todavía había gente votando”. Tan pronto estuvieron seguros de que la votación de Chávez era superior a la de Capriles, el CNE se apresuró a dar el primer boletín, a despecho de que hubiera gente en cola en diversas partes del país donde habían fallado las máquinas y la tramposa “estación del elector” había represado a los electores. En Canoabo unos 120 campesinos pro Capriles fueron engañados diciendo que la máquina estaba dañada, conminados a firmar el cuaderno de votación y alguien votó por ellos, según nos contase llorando una maestra jubilada enferma a quien aplicaron el mismo robo. El CNE abrió varios centros (sin testigos opositores) en refugios y otros lugares. En el Zulia creó un nuevo centro el mismo 7-O al que el Plan República dejó ingresar al personal de empresas oficiales y militantes chavistas. Grupos armados impidieron paso de testigos y votantes opositores, en el municipio Mara y otros. Violando las normas, miembros del PSUV hacían campaña y formaron focos con motorizados armados que recorrían los centros de votación amedrentando a los electores. El CNE y el Plan República miraban para otro lado. Triste que la MUD y Comando Venezuela, ante el equivocado temor de provocar abstención, declarasen que “todo fluía con normalidad” y mantuvieran silencio sobre las violaciones del CNE, mientras millones de electores estaban represados en las colas por la operación morrocoy y amenazados por los motorizados chavistas.

A los 6,5 millones de electores nos queda el invalorable capital político de Henrique Capriles, pero también nuestro derecho a pedir que nos digan la verdad sin ocultamiento y sin risitas, como si aquí no hubiera pasado nada.

EL DISCURSO DE CAPRILES por Fernando Mires

21 septiembre, 2012

La candidatura de Henrique Capriles Radonski ha logrado unificar dos dimensiones que en la historia reciente de Venezuela estaban separadas. Una es la lucha por las libertades democráticas. Otra, la lucha por la justicia social. Esa es la razón por la cual la de HCR no sólo es una candidatura.

Además, es –o ha llegado a ser- un movimiento nacional, político y social a la vez.>>>

No toda candidatura posee esa doble dimensión. Si analizamos elecciones recientes en América Latina, veremos que las que dieron como vencedoras a Dilma Rousseff y a Cristina Fernández corresponden con una fuerte demanda social iniciada durante los gobiernos de Lula y Kirchner respectivamente.

La elección que llevó a José Mujica al gobierno uruguayo fue también más social que política pues las libertades democráticas estaban, antes de la elección, plenamente garantizadas.

La elección que dio triunfador a Humala en la segunda vuelta fue, en cambio, más política que social puesto que para los partidos que lo apoyaron se trataba de evitar lo que ellos consideraban un “mal peor” (retorno del fujimorismo). A su vez, la elección que dio como vencedor al PRI de Peña Nieto, corresponde más bien al modelo clásico mediante el cual diversas opciones compiten entre sí, sin que ninguna logre perfilar una dirección muy distinta a las demás.>>>

En fin, en pocas elecciones la dimensión política y la social han estado tan unidas como en la candidatura del HCR.

Esa es quizás una de las razones que explican por qué Capriles ya es considerado, y no por pocos, como probable vencedor en las elecciones que tendrán lugar el 7-O.

Estamos sin dudas frente a un nuevo fenómeno político.

Para entender el nuevo fenómeno político hay que tomar en cuenta que en todas las elecciones habidas durante su mandato, Chávez, elevado a la categoría de campeón de la justicia social, pudo imponerse sobre una oposición que si bien ha logrado erigirse como defensora de las libertades políticas, no estaba todavía en condiciones de representar los intereses de los sectores sociales más desposeídos,  eximio populista, ayudado por la evidente desvinculación entre “lo social” y “lo político” que caracterizó a la democracia pre-chavista, logró crear la imagen simbólica, todavía arraigada, de una oposición “burguesa y oligárquica” opuesta a los intereses del pueblo, frente a la cual, él, supremo justiciero, se erige como histórico vengador.

No importaba que gran parte del contingente chavista no proviniera de ninguna izquierda social, sino de grupos de aventureros sin pasado político, fragmentos adecos y masistas y, no por último, de los más oscuros cuarteles.

No importaba tampoco que en la oposición se encontraran destacados luchadores sociales, partidos socialdemócratas, dirigentes obreros y hasta antiguos guerrilleros. Mediante su demagogia, más el uso de dádivas, misiones y concejos comunales, Chávez logró estatizar a diversas organizaciones sociales, dando forma a un sistema corporativo que le permitió aparecer, en el interior y en el exterior de la nación, como líder revolucionario de un pueblo políticamente organizado.

De esa falsa imagen ha vivido hasta ahora el chavismo.

Fue así que Capriles, entre otros, entendió que Chávez no podía ser más enfrentado oponiendo el principio de libertad al de necesidad.

Así también lo entendieron los electores de las primarias al elegir a Capriles como su abanderado.

Capriles, siguiendo ese mandato, decidió desafiar a Chávez en los que se creía eran sus reductos inexpugnables: las aldeas y pueblos: allí donde viven los pobres, los abandonados, los humillados y los ofendidos.

Falta de hospitales, de escuelas, de caminos, de agua, casas de cartones, inseguridad, predios abandonados, ausencia de ayuda estatal, solo una que otra misión donde son repartidos regalos en épocas electorales a cambio de llevar una franela roja.

En fin, la revolución social de Chávez nunca había tenido lugar.

De todos los escándalos que ha vivido la Venezuela chavista quizás no hay ninguno más grande que el de la revolución. Porque ni siquiera en términos antimperiales ha realizado Chávez una revolución.

Al contrario, Venezuela –víctima del deterioro del aparato productivo- ha llegado a ser uno de los países más dependientes de las importaciones norteamericanas de todo el continente.

De las exportaciones, ni hablar.

La independencia económica no sólo no ha tenido lugar sino, además, ha sido fortalecida, y todo eso, a costa de los productores y trabajadores venezolanos.

Ese hecho, el escándalo de una revolución que nunca fue, ha sido denunciado sistemáticamente en el discurso político de Capriles.

Analizando videos de las masivas manifestaciones que se desatan en todos los lugares donde aparece Capriles, es posible advertir que su discurso emerge de un encuentro entre el candidato y la realidad que lo circunda.

Es por eso que, en primer lugar, el de Capriles es un discurso descriptivo. Eso quiere decir que no es un discurso ideológico. En ninguna de sus intervenciones vamos a encontrar frases dedicadas al capitalismo, al comunismo, a la izquierda o a la derecha, al bien o al mal.

Capriles no habla de cambiar el orden económico mundial, ni de salvar al planeta, ni de guerras en contra del imperio. Pero sí de construcción de caminos y puentes, de escuelas y hospitales, en fin, de los temas de la vida cotidiana. Y la gente así lo entiende y así lo siente.

En cierto sentido podríamos decir que Capriles está contribuyendo a des-ideologizar el idioma político venezolano.

¿Será esa una de las razones por las cuales sus enemigos dicen que es un mal orador? Sobre ese punto vale la pena detenerse un instante.

Antes que nada debe ser aclarado qué es lo que se entiende por oratoria política. Se trata de algo muy simple: La oratoria política consiste en decir las palabras precisas, en el momento preciso y en el lugar preciso. Luego, el orador político debe ser antes que nada un expositor.

Y Capriles lo es.

Ahora, desde ese punto de vista, y a diferencia de lo que muchos creen, Chávez es un pésimo orador político. Chávez –eso es muy diferente- es un excelente predicador. Es por esa razón que, cuando Chávez habla, su oratoria adquiere el carácter de una prédica evangélica.>>> Chávez grita, gesticula, ríe y hace reír, llora y hace llorar a los suyos. Sus fieles son transportados a una suerte de catarsis en esas misas profanas en que convierte cada una de sus apariciones públicas. En ese sentido Chávez apela al inconsciente religioso e incluso mágico de su pueblo.

Su mensaje, por lo mismo, no es político.

Es, en gran medida, anti-político.

No así el de Capriles. Pues la política vive de los problemas concretos de la polis, aunque esa polis no sea más que un poblado perdido entre los montes.

Decir las palabras precisas en el momento y en el lugar preciso requiere de un arte que no domina Chávez: el de la brevedad. Capriles, por su lado, sin aspavientos, ha sabido marcar con frases muy breves su trayectoria electoral.

“Yo no vengo aquí a quedarme para siempre”;

“Mi gobierno tendrá plazo de vencimiento”;

“El proyecto que lidero no es contra nadie, es a favor de todos ustedes”;

“Con los recursos que tiene Venezuela es imperdonable que haya ciudadanos que padecen hambre”.

Cada una de esas frases impregna la mente ciudadana de un modo mucho más profundo que un discurso de tres horas, chistes viejos, canciones y bailoteos incluido.

Hay, además, otro punto que debe ser remarcado en la sintaxis política de Capriles. En cada lugar que visita no sólo él hace uso de la palabra.

La “sociedad” a través de sus representantes también habla con Capriles y al hablar se articula consigo misma.

Capriles hace entonces lo que Chávez nunca ha sabido hacer: escucha.


Luego, sobre la base de lo escuchado, Capriles interviene y expone.

Su discurso entonces no surge de una simple subjetividad narcisista.

Es una respuesta “al otro”. O dicho así: El discurso de Capriles -a diferencias de el de Chávez que es monológico- es dialógico.

De este modo la política recupera una de las características sin la cual nunca habría nacido: la dialogicidad, única posibilidad del humano para ser lo que bajo el imperio del monólogo es imposible: un sujeto de sí mismo a través del espejo de los otros. Que el discurso de Capriles sea dialógico no excluye por cierto el antagonismo con el adversario.

Antagonismo que al ser político no recurre al lenguaje de la guerra el que a través de insultos innombrables maneja a la perfección Chávez.

“Yo no vengo a pelear aquí con nadie”– dice Capriles. Pero sí, interpela directamente a Chávez. Por ejemplo, cuando comenzó su campaña se refería sólo a “este gobierno”. Mas, poco a poco Capriles ha personalizado sus ataques. Ahora habla de “el otro candidato”, o de “el candidato del gobierno”; y más aún: de “el candidato del pasado”. 

A veces, sin mencionar a Chávez, lo descoloca por completo.

“Yo quiero ser el presidente de todos los venezolanos, incluyendo a los rojos”. O cuando refiriéndose a la gloriosa frase: “quien no es chavista no es venezolano” responde de modo fulminante: “No es el presidente quien decide quien es venezolano. Son los venezolanos quienes deciden quien es el presidente”.

O también cuando denuncia sin nombrarlas, las subvenciones de Chávez al corrupto régimen cubano: “Venezuela no regalará una gota de petróleo más a nadie”. Frases cortas, directas, muy claras. En breve: frases políticas. No deja de llamar la atención que Capriles, el candidato de la derecha según Chávez, recurre a temas que tradicionalmente han sido patrimonio de las izquierdas socialistas. En cambio, los de Chávez son más bien propios a las más rancias derechas del continente.

Así, mientras Capriles habla del progreso, Chávez habla del pasado.

Mientras Capriles habla al  pueblo multicolor, Chávez se enreda en una racista discusión en torno al rostro de Bolívar.

Mientras Capriles habla de la modernización económica, Chávez habla de las glorias militares de la nación.

¿Serán esas las razones por las cuales las marchas populares de Capriles han despertado tanto entusiasmo?

La palabra “entusiasmo” significaba para los griegos antiguos “llevar a un dios dentro de sí”. Traducido al lenguaje moderno, entusiasmo significa transportar el principio de la vida, principio representado en lo nuevo, en lo que aparece y no en lo que perece.

Eso no tiene nada que ver con el cuerpo –enfermo o sano- de Chávez. Tiene que ver sí, con un espíritu que ya no es de este tiempo, con un pasado que no volverá, con una ideología que ya está muerta.

Capriles, en cambio, ha llegado a convertirse en el significante personificado de un vasto movimiento social y político que, mientras más se articula consigo mismo, más desarticula al discurso adversario.

Para decirlo todo en una sola frase: Venezuela se encuentra al borde de un nuevo comienzo.